Recomendaciones para evitar daños por la exposición al sol

El hospital San Bernardo reitera recomendaciones para evitar daños a causa de los rayos ultravioleta, que en esta época del año impactan de manera más directa, resultando perjudiciales, ya que pueden producir envejecimiento prematuro de la piel y hasta cáncer de piel.

cremas-solares-factor-100

Además, la exposición prolongada a los rayos solares puede ocasionar problemas en los ojos y el sistema inmunitario.

Al respecto, la médica dermatóloga Diana Geronazzo recordó algunas pautas para proteger el cuerpo de los efectos de la exposición prolongada al sol:

  • Evitar la exposición directa al sol entre las 10 y las 16
  • Proteger la cabeza con sombrero o gorra
  • Usar ropa clara y liviana
  • Utilizar filtro solar con factor de protección no inferior a 50, aún en días nublados.
  • El filtro solar se debe aplicar por lo menos media hora antes de exponerse al sol y se debe renovar cada dos o tres horas, preferentemente con la piel humectada.
  • Evitar la actividad laboral o deportiva bajo el sol en las horas de mayor intensidad.
  • Consumir abundante agua, aunque no se sienta sed.
  • Usar lentes oscuros de buena calidad, para evitar daños en los ojos.
  • Los niños, sobre todo por debajo de un año de vida, son los más sensibles al calor. Si la temperatura corporal es excesiva y no disminuye de forma rápida, pueden desarrollar lesiones musculares, problemas cardíacos y neurológicos. Incluso, el desenlace puede ser fatal.
  • Los lactantes deben permanecer a la sombra, en un sitio fresco y ventilado.
  • Se les debe ofrecer agua cada hora
  • No descuidar la lactancia materna, que aporta los líquidos que necesita un bebé.
  • Para obtener turno en el servicio de Dermatología del hospital San Bernardo se debe llamar a la línea gratuita 148, de lunes a viernes, de 8 a 20.
     

 
 
 
Fuente: Gobierno de Salta.

Te puede interesar

¿Alimentos adictivos? Los factores que generan deseo intenso por la comida

Estudios de neuroimágenes funcionales sugieren una superposición significativa en las áreas del cerebro que se activan tanto con la ingesta de comida como con el consumo de drogas. “Mi droga de elección es la comida. La utilizo por las mismas razones que un adicto recurre a drogas: para reconfortarme, para calmarme, para aliviar tensiones”, es una frase popular de Oprah Winfrey.

las-claves-para-vencer-el-ansia-de-comer