La pandemia cerró las puertas del Teatro Florida, un espacio pluralista para la cultura

Carlitos Melián opinó en Desafío que la recesión económica, de mínimamente dos años y la pandemia, se transformaron en un cóctel explosivo para quienes aman el arte y la cultura. Sostiene que para muchos las fantasías y los sueños no son una prioridad. Asegura que estuvo cerca de la infancia a través de las redes sociales.     

melian 6

Hoy en Desafío hablamos acerca de la situación de los salones de fiestas infantiles, acerca de la realidad que han atravesado quienes se dedican al arte y la cultura. Uno de los sectores más afectados por esta pandemia en nuestra ciudad, en el país y en el mundo, porque sabemos que las limitaciones por la cuarentena han impedido que las personas puedan seguir desarrollando estas actividades.

Valeria Soria - Me acompaña un grande de la animación, un grande de la recreación para la infancia y para los diferentes sectores de nuestra población. Carlitos Melián. ¿Y quién no ha disfrutado de sus shows? Carlitos, ¿cómo estás? Bienvenido a Desafío. ¡Qué gusto recibirte en esta jornada!

Carlitos Melián - ¡Qué linda reseña!. Bueno, esto es siempre fue un desafío, vivir del arte es un desafío.

Si es así, Carlitos, ahora y sabemos que no ha sido un 2020 demasiado alentador para quienes se dedican al arte y la cultura.

Complicado. No te olvides que venimos de una recesión económica, de mínimamente dos años y sumado a la pandemia, se transforma en un cóctel explosivo.

Es decir que hoy de alguna manera están viviendo el resultado de dos años de una paralización que fue paulatina y el impacto final, la pandemia.

Totalmente. Es un sector que de golpe, es muy de uno, porque la cultura va muy conectada a los loquitos de la cultura. Somos soñadores y anhelamos fantasías y sueños, va muy ligado a eso. Por eso pasa a no ser prioritario.

¿Cuál es tu mirada acerca del tiempo que les toca vivir como familia? Porque sabemos que son una familia de artistas y que has podido conformar un núcleo sumamente importante a nivel familiar que luego ha proyectado un trabajo comunitario. Has brindado fuentes de trabajo a muchas personas que se sumaron a tu propuesta, Carlitos Melián.

En el tema familiar es increíble y es la base más fuerte que tenemos, más sólida, porque cada cosa que generamos, cada movimiento que hacemos, lo hacemos en forma conjunta. Entonces, eso simplifica mucho cualquier accionar. Con respecto a lo que uno genera o no genera, lo hace directa o indirectamente. Muchas veces lo hacemos sin pensar. Con mucha visión de futuro, viendo qué se puede hacer hacia adelante y tomando como eje fundamental la familia.

¿Cuáles fueron las decisiones más duras que te han tocado asumir en este año que estamos transitando?

Bueno, de movida y lo que ahora es de público conocimiento, es el cierre del cine teatro Florida. Un emprendimiento bastante loco, de soñador. Y la verdad, en lo único que pienso hoy por hoy es en agradecer a toda la gente que colaboró de una o de otra forma con el teatro, entidades y productores, academias, gente que pasó por el escenario del Florida o en su defecto brindó algún servicio, llámese sonido o asistencia técnica.  Armaron un espacio pluralista para toda la gente y sobre todo para la cultura.

Carlitos, sobre tus sueños, porque sabemos que sos una usina de ideas y que la creatividad y el espíritu emprendedor siguen latiendo en vos y en tu familia. ¿En qué etapa se encuentran hoy?

Estamos todo muy bien, ¡muy bien! Capaz que la tristeza tiene un grado importante, pero mucho más grande es la felicidad, la felicidad de estar en familia, estar sanos es fundamental. Hay que priorizar la salud. Y lo demás, bueno, de una u otra forma son bienes materiales que en algún momento son muy importantes, pero cuando es hora de priorizar, pasan a segundo plano.

Además, vamos a mencionar y lo he notado en los últimos años. No has parado nunca, Carlitos. Siempre trabajando, siempre generando, con tu creatividad a flor de piel, compartiendo los escenarios con tantas familias que te han valorado, que te han acompañado y digo la tristeza también tiene que ver con no poder acercarte a ese público infantil que hoy es víctima también de esta pandemia.

Hemos tratado de ver la forma de mantenernos en contacto, hemos movido las redes sociales, por ende la gente ha llegado hacia nosotros con muchas demostraciones de cariño, de afecto. Ese contacto hizo que no se note tanto el tema de estar siempre pegaditos como los shows que eran muy cercanos. Es difícil de igualar, pero bueno, hemos mantenido contacto continuo con nuestros amigos y seguidores.

Fuente: Desafío Radio On Line www.desafionoticias.com.ar

melian 5

Te puede interesar