Por qué en el colegio la alimentación también es una aliada clave en la mochila

Comenzaron las clases y, además de aprontar los útiles cada día, hay que pensar en las viandas. Aquí algunos tips para organizarse y cocinar fácil, rico y variado.

Tendencias
school-lunch-box-with-tasty-food-and-backpack-on-table-in-classroom

Suena el timbre del colegio y orgullosos acompañamos a nuestros hijos hasta la puerta para empezar el primer día de clase. Emocionados por este acontecimiento las familias regresan a la rutina y con ello a las corridas de todos los días. Así comienza el desafío (muchas veces abrumador) de organizar útiles, vestimenta y además pensar en la comida para la vianda y los recreos, siempre es una gran odisea.

Pero no entren en pánico, no se trata de una misión imposible, pero sí fundamental. A través de la optimización y eficiencia en la cocina es posible lograr preparaciones saludables a lo largo de toda la vida escolar.

Como mamá lo primero que pienso es que no salgan de casa sin desayunar porque sé lo importante que es para que tengan energía para el día y porque es la forma de asegurarme que incluyan alimentos que les aporten los nutrientes necesarios para crecer. ¡Un vaso de leche o un trozo de queso les va a aportar calcio, puede ser una rodaja de pan o budín casero o, por qué no, unos panqueques y también les ofrezco fruta! ¡Lo que no comieron lo dejo para el recipiente del recreo!

Y para el almuerzo siempre trato de que los alimentos que llevan sean variados y nutritivos. Mi clave del éxito, dedicarle por lo menos dos horas a cocinar. Puede ser durante el fin de semana, encontrando el rato quizá el domingo por la tarde. Así, te asegurás de tener preparaciones por lo menos por 4 días

Una vez que te pusiste a cocinar, preparar de más. Así podrás guardar porciones que te servirán para más adelante. Optimizando tiempo y alimentos.

Por ejemplo, lavar y cortar verduras y tenerlas listas para armar ensaladas o agregarlas a sándwiches, o cocinarlas para mezclarlas con otros ingredientes después. También se pueden cocinar legumbres y cereales y guardar en porciones en el freezer; o preparar para congelar hamburguesas de legumbres, croquetas y muffins con arroz y vegetales, empanadas o tartas con diferentes rellenos como ricotta, calabaza, espinaca, zapallitos. Se le puede sumar quesos blandos o untables para agregarle sabor.

KFBEXKL3IZGAPBIGLBZH2XMVBAComo mamá lo primero que pienso es que no salgan de casa sin desayunar porque sé lo importante que es para que tengan energía para el día.

No es necesario contar con grandes habilidades en la cocina, sino de animarte a cocinar recetas ricas y fáciles. La misma receta que podés cambiar y hacer de mil otros ingredientes para que la vianda de los más chicos sea muy variada y nutritiva.

Sentarse y pensar en un menú semanal, puede asegurarte la clave del éxito de las viandas. Es muy importante mandarles alimentos que suelan comer también en casa. Luego lo que queda es armar la lista de ingredientes a comprar.

Cocinar, freezar y evitar caer en la tentación de incluir en las viandas alimentos pocos nutritivos. Alimentos con excesos de azucares, sodio y grasas.

Si podemos incluir a los más chicos en la cocina suma el plus de que conozcan los ingredientes con los que realizamos las preparaciones, se familiaricen con ellos y así se animen a probar otros sabores y a comer alimentos más variados.

¿Qué opciones incluyo en las viandas y colaciones para los recreos? Mi recomendación es la variedad y siempre trato de tener alimentos que me “salven las papas”: cubos o rollitos de queso, panqueques que se pueden rellenar de lo que quieras, tomate cherry, rueditas de choclo, chips de batata, bastones de zucchini y zanahoria, frutos secos entre otras. Todas estas opciones son nutritivas y fáciles de llevar en la mochila, sobre todo si no realizaron un desayuno completo antes de salir de casa.

Debemos pensar opciones sabrosas y nutritivas, que los mantenga con energía y les aporte además los nutrientes que necesitan para continuar desarrollándose y creciendo sanos.

AEHTAJB4SRACTL5RQ2DHBM3YZASi podemos incluir a los más chicos en la cocina suma el plus de que conozcan los ingredientes con los que realizamos las preparaciones, se familiaricen con ellos y así se animen a probar otros sabores y a comer alimentos más variados.

¡Recordá estos tips! Un desayuno completo en casa (algún lácteo, pan o budín o panqueques con leche por ejemplo y fruta). Si ves que algo de esto no se consumió porque se hizo tarde o porque no tienen hambre tan temprano, agregalo en el recipiente para el recreo. Y para los almuerzos pensalo simple pero variado, cosas que sabés que le van a gustar, adelantate y prepará recetas nutritivas el finde para que no te encuentre la noche anterior cansada y sin saber qué poner en la vianda. ¡La alimentación saludable es una aliada de tu mochila!.

Fuente: Infobae.

Te puede interesar
WhatsApp Image 2024-02-06 at 18.01.26

Facilitación del cambio organizacional

Valeria Soria
Tendencias

En la Universidad de Belgrano, el Lic. Jorge Fernández Belda brindará un programa a través del cual docentes y directivos analizarán estrategias para promover la transformación organizacional.

Lo más visto