Tras el 25,5% de inflación de diciembre, se prevé otra importante suba de los precios en enero

Las proyecciones privadas para el primer mes de 2024 no bajan del 20 por ciento. La diferencia con la inflación del mes pasado es que será impulsado por otros rubros.

Argentina
428529w850h478c.webp

Tras el fuerte salto de los precios en diciembre, la inflación de enero no cederá y volverá a superar el 20%, según las consultoras privadas. En particular, los valores de los alimentos se moderarían, pero impactarán los aumentos de otros rubros.

En este sentido, en la primera semana del mes, según el relevamiento de Equilibra, la inflación rondó el 7% contra la última semana de diciembre y 30% en relación a la primera semana de diciembre. De acuerdo con el IPC-OJF (GBA), durante la primera semana del año la suba de precios fue de 5,3%.

A su vez, para FIEL, “en la primera semana del año, la inflación para la Ciudad de Buenos Aires, medida por el IPC-FIEL fue del 6,6% con un aumento de 29,4% respecto de la primera semana de diciembre y 242,2% comparado con un año atrás”.

“El mayor incremento semanal corresponde a Regulados (12.9%) impulsados principalmente por el aumento en las prepagas. La Inflación Núcleo fue de 5,9% en la semana y 28,0% en las últimas cuatro semanas, mientras que Alimentos y Bebidas creció 4,5% en el mes, el aumento más bajo desde fin de noviembre, y 270.5% comparado con la primera semana del último mes del año 2023″, señaló.

Respecto a la proyección mensual, Manuel Cerdan, economista de Invecq, aseguró que la inflación de enero va a estar en línea con la de diciembre, en torno a 25% mensual.

“Esto debido a que diciembre dejó un importante arrastre (la inflación se aceleró fuerte post devaluación, en las últimas dos semanas), y a que ya hay varios aumentos estipulados (prepagas, transporte, telefonía, combustibles, entre otros)”, dijo el especialista.

En este sentido, las prepagas anunciaron aumentos en torno al 40%, los colectivos, 45%; los taxis, 20%; los combustibles, 27%; subtes, entre otros.

En tanto, “el aumento de Alimentos y bebidas no alcohólicas debería ser menor en enero. Los precios saltaron muy fuerte en la segunda y tercera semana de diciembre (15,6% y 9%, según nuestras estimaciones), pero ya en la cuarta moderó el ritmo a 2,3% y en la primera de enero siguió a este ritmo, apenas por encima (2,5%)”, afirmó Cerdan.

Sobre esto último, de acuerdo a LCG, en la primera semana la inflación de alimentos desaceleró 2,6 puntos porcentuales respecto a la semana anterior y se ubicó en 4,6 por ciento.

Por su parte, Dante Moreno, economista de EPyCA Consultores, afirmó que en enero se prevé que la inflación podría ser algo menor al 25%. “No obstante, se debe tener en cuenta la incidencia de la suba de los combustibles y una brecha cambiaría incremental que tracciona la inflación, combinada con un incipiente derrumbe de la demanda básicamente de alimentos que impacta a la baja”, consideró.

Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, considera que la inflación del primer mes de 2024 va a estar cerca del 20% o un poco más arriba. “Creo que va a cambiar lo que la va a impulsar en relación a lo que fue diciembre. En enero va a pesar mucho el arrastre de diciembre, el pico del turismo, el aumento de transporte en CABA y GBA, la suba de los combustibles, que fue bastante fuerte pero eso también ocurrió en diciembre, y el aumento de las prepagas”, aseguró.

“Por el contrario, hay otros rubros que son los que más subieron en diciembre y ahora se están moderando, como alimentos y bebidas, ropa, equipamiento, productos electrónicos y medicamentos”, añadió Tiscornia.

Y concluyó: “Hay perspectivas de que en febrero la inflación sea menor, a priori. Después, lo que termine pasando, va a depender mucho del aumento de servicios públicos, de cuándo los empiecen a implementar y de cuántos sean los aumentos promedio”.

Desde otra perspectiva, Aldo Abram, sostuvo que la inflación de enero, en principio, va a estar por debajo de la de diciembre. “Estamos en medio de un proceso hiperinflacionario y uno de los motores de este lo han desactivado, que es el financiamiento del Banco Central al Tesoro con emisión, pero queda otro motor, que es que la gente dejó de demandar pesos”, sostuvo.

Asimismo, dijo que la expectativa de un cambio de rumbo con el nuevo gobierno puso en suspenso el otro motor que es el de la huida de capitales, la huida del peso, y por eso, a pesar de la suba del tipo de cambio oficial, no hubo un aumento significativo de los dólares paralelos hasta hace 10 días.

“Pero cuanto más dudas haya de ese cambio de rumbo, lamentablemente se va a ver nuevamente lo que ha pasado en los últimos días, que es una caída de la demanda de pesos y por lo tanto, una pérdida de poder adquisitivo de la moneda y la suba de los dólares paralelos. Esto repercutiría en los precios de los bienes y servicios”, aseguró Abram.

“Si logran que se frene la caída de demanda de pesos, vuelve a estar vigente nuestra hipótesis de que tocamos un pico de inflación en diciembre y va a tender a bajar, primero lento y después con más fuerza a partir del segundo trimestre”, añadió.

Fuente: Infobae.

Te puede interesar
Lo más visto
10947-inauguracion

Salta: Sáenz inauguró la circunvalación noroeste

Salta

La autopista de 5 Km se ejecutó con fondos, empresas y mano de obra salteña. “Es un orgullo decir a los que tienen una visión centralista, lo que podemos hacer con nuestros recursos cuando son bien utilizados; la obra pública dignifica”, dijo el Gobernador.

Escuelas

Las clases en Salta comenzarán el 4 de marzo

Salta

Esta medida atañe tanto al sector público como privado. El inicio del ciclo lectivo estaba previsto para el próximo lunes 26 de febrero, tanto para el nivel primario como secundario, pero fue modificado y comenzarán el lunes siguiente.