Desconcierto empresario por el quiebre de JxC

Algunos referentes del sector privado consideran que "el salto al vacío" no resuelve nada y alertan que siempre se puede estar peor. Otros tienen la expectativa de que "Milei no va a hacer todo lo que dijo". Empresarios, huérfanos de representantes, ven con resignación el triunfo de Massa.

Política
62f2adc321ec9_700_462!

El apoyo al liberal Javier Milei, que hizo público la ex candidata a Presidenta por Juntos por el Cambio (JxC), Patricia Bullrich tras quedar relegada en el tercer puesto (23,83% de los votos), no sólo implosionó el espacio político, además, desconcertó al mundo empresario que aguardaba una señal del bloque donde mayormente se representan.

Los datos ambiguos que arroja la situación económica que, volvió a crecer (1,3%) en agosto, pese a la devaluación y el ruido financiero que se desató tras las PASO o el más reciente Indicador de Consumo (IC) de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) que mostró, en septiembre, un alza de 1,4% interanual pese a la inflación del 12, 7%, no alejan al empresariado del pesimismo.

Los movimientos "erráticos" de los principales indicadores de la economía espantan pero, frente a escenario de balotaje entre el actual titular del Palacio de Hacienda, Sergio Massa, y el promotor de la teoría austríaca, el desconcierto creció en las últimas horas y se profundizó con el anuncio de Bullrich que para muchos es "el fin de Juntos".

"Ustedes también se equivocaron" le reprochó un empresario a un ex funcionario de Cambiemos en un desayuno sobre apertura comercial y no sólo recordó los problemas técnicos de la gestión que lideró Mauricio Macri sino, además, "no haber apoyado a Horacio".

Por estas horas la frase -ya algo vetusta- "cada vez más cerca de Venezuela", resurgió en las mesas de debate de empresarios que, huérfanos de representantes, ven con resignación el triunfo de Massa en la próxima contienda electoral. "Si se despega del kirchnerismo, la Argentina puede crecer", vaticinó una referente textil ofuscada por la falta de estabilidad.

"No se puede invertir, para traer una máquina del exterior hoy tenés un precio y mañana otro; hoy te dan los dólares y en un par de meses no están más", dijo aunque reconoció que el peor momento de su firma transcurrió en 2016 por el freno del consumo.

Ante la alternativa que dejó abierta la líder del PRO, no sólo en JxC proliferaron distintas posiciones, parte del sector privado que hace meses advierte por las restricciones para importar y los pocos incentivos para exportar no ve en el "salto al vacío" la solución: "se puede estar peor", afirman. Otros se refugian en la expectativa de que "Milei no va a hacer todo lo que dice".

Salvo excepciones, en el ámbito privado prima el silencio. "No tengo nada que decir; es la política la que tiene que hablar con los empresarios", señaló un líder de la actividad industrial.  

La desazón se filtró en un encuentro organizado por la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y la Asociación Iberoamericana de Mujeres Empresarias (AIME) donde se analizó la economía actual y el escenario que quedará para el próximo presidente.

Dolarización, reformas y reservas

Matías Boris Wilson, economista jefe de la CAC, explicó el efecto de la pérdida de más de u$s 22.000 millones por la sequía en la economía y destacó que Massa asumió el efecto del "shock negativo" sobre las reservas del BCRA.

Aunque no mostró preferencia por ningún candidato, el economista marcó que el plan de dolarización de Milei es similar al de Convertibilidad pero "difícil" de implementar en el contexto actual y con mayores complejidades para una futura salida. Asimismo, dijo que la teoría austríaca no es lo que hoy propone el líder de LLA. "Veo más un menemismo con desregulación y privatización".

En otro momento, sobre la alternativa que puede ofrecer Massa, señaló que "sin reformas de fondo el riesgo está en zafar la crisis del mediano plazo y estabilizar, pero volver a caer en el corto plazo".

Fuente: El Cronista.
 

Te puede interesar
Lo más visto