Desafío Noticias Desafío Noticias

Una crisis laboral que exige “resiliencia” y “reinvención”

Hoy celebramos el Día Internacional de los Trabajadores. Es, probablemente, una de las conmemoraciones más significativas en el mundo por lo que el trabajo representa para la dignidad de las personas.

Tendencias
Educación-3-1-1280x720

El panorama es sombrío. Dos palabras se han hecho populares en este año de cuarentena: “resiliencia” y “reinventarnos”.

Resiliencia es “la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas”. Reinventarse es un término coloquial, que significa “hacer algo nuevo para sostener lo que estoy haciendo”. Una y otra muestran la fortaleza humana. La contracara es la resignación, a la espera de una dádiva del Estado. La pandemia hundió la actividad hasta el fondo. La OIT estima una pérdida de 255 millones de puestos en el mundo.

En la Argentina, la decadencia económica ya lleva una década y los datos hablan de catástrofe. Sólo en el segundo trimestre del año pasado se destruyeron 2.500.000 puestos de trabajo registrado. Los asalariados registrados cayeron en 300 mil personas; los cuentapropistas cayeron en 900 mil personas y los asalariados no registrados, en 1,3 millones.

Según el Indec, sobre una población total de 28,5 millones de personas en los 31 aglomerados urbanos sobre los que se realiza la medición, en aquel período, 9,5 millones estaban ocupados y 1,4 millones, sin trabajo. Pero el desánimo hizo decaer la búsqueda de trabajo en el resto. Aumentó el desempleo y bajó el número de personas que buscan trabajo. Por eso, ciertos números engañan.

Desde entonces, el panorama no ha mejorado. Hoy, el número de trabajadores sin trabajo, según la CGT y las organizaciones sociales, se aproxima a los cinco millones de personas.

Según estimaciones recientes, más de 22 millones de habitantes del país (que tiene menos de 45 millones de habitantes) recibe un programa alimentario; y la mayoría percibe otras asignaciones. En este contexto, es claro que es muy especial este Día de los Trabajadores 2021.

Es poco lo que se puede esperar del Estado, quebrado y ensimismado en el pago de la deuda, sin insinuar ninguna iniciativa por multiplicar la producción y el empleo.

Es por eso que este aniversario de aquellos días de mayo de 1886 en Chicago, y el recuerdo de sus mártires pone de relieve la importancia protagónica de la capacidad de “resiliencia” y de “reconversión” de los trabajadores y trabajadoras. Sean operarios, profesionales o personas no especializadas.

La existencia de organizaciones de “trabajadores de la economía popular” o de “trabajadores desocupados” que reclaman asistencia estatal es un síntoma sombrío; muestra una sociedad donde el trabajo dejó de ser un valor colectivo y que la dignidad del empleo puede ser reemplazada por la dádiva.

Vivimos en un país que no confía en la producción, la inversión y la generación de empleo. Y que, además, no se plantea la realidad inmediata: el futuro del empleo depende de la educación (aunque muchos apelen al trámite fácil de cerrar escuelas o paralizar las clases), de la capacitación permanente y de la modernización tecnológica.
Un país que se encamina hacia el aumento de los “ni ni”

Pero nuestra cultura, heredada de inmigrantes y criollos, es la cultura del trabajo. La política argentina, recostada en la comodidad del clientelismo, cada vez más, está reñida con esa cultura, que sin embargo perdura y sobrevive en la gente. Por eso, los “resilientes” son los que, como pudieron, trataron de encontrar el camino para salir adelante a pesar del desconcierto que evidencian los gobernantes. Los ciudadanos deben ser protagonistas, como nunca, para exigir una política económica seria, previsible, orientada a la producción.

El trabajo, honesto y con conciencia social, honra la vida. La realidad social argentina muestra una deuda enorme que no se paga con subsidios del Estado sino con un compromiso de la política, pensando menos en las elecciones de los próximos meses y en las veleidades ideológicas que pueblan la imaginación y que no aportan nada. Y concentrando los esfuerzos en construir el futuro, acorde con la realidad el mundo y en función de las necesidades de los argentinos.

Fuente: El Tribuno.

Te puede interesar

Lo más visto

WhatsApp Image 2021-09-24 at 17.35.03

Avanza la Ley para los pacientes que sufren Fibromialgia en Salta

Valeria Soria
Política

En la sesión de este martes, los Diputados insistieron con la aprobación del Proyecto de Ley que asigna el carácter de política pública al diagnóstico, control y tratamiento de la Fibromialgia como Enfermedad Crónica, Síndrome de Fatiga Crónica o Sensibilidad Química Múltiple.

Boletín de noticias