Desafío Noticias Desafío Noticias

¿Se está testeando bien?: la mayoría de las provincias no logran domar el índice de positividad

La segunda ola de contagios no da descanso: todos los indicadores empeoraron en la últimas dos semanas. Desde entonces, lo normal es que el reporte diario de nuevos contagios informe un promedio aproximado de 25 mil casos por día.

Argentina
hisopados

En el medio, hubo otra curva que también registró un crecimiento acelerado: la de positividad, índice que que también hay que tener en cuenta para analizar la curva de casos. Pasó de 20% a 35% en un mes y registró su valor más alto desde noviembre. En algunos puntos del país, supera el 50%, lo que significa que la mitad de los tests del día dan positivos.

El índice de positividad es el porcentaje de test que resultan casos confirmados sobre el total de los realizados en un determinado período de tiempo. Al inicio de la pandemia la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que dicho índice oscilara entre 10% y 20%. Un resultado superior a 20% debía servir de alerta para aumentar los testeos, ya que muchos contagios podrían estar pasando desapercibidos.

Con el aumento de casos de las últimas semanas que se registró principalmente en el AMBA, la positividad para todo el país se acerca a la duplicación en menos de un mes, pero la tendencia es muy distinta en cada provincia.

En los últimos siete días se testearon 121.956 personas de la provincia de Buenos Aires, de las cuales 53.753 dieron positivo, según los datos del Ministerio de Salud procesados por el Centro de Datos de A24.com. Así, la positividad de la última semana fue de 44,8%, el doble del máximo recomendado por la OMS.

El 20 de marzo, un 26% de los tests resultaban positivos, según el valor de los últimos siete días. Una quincena más tarde, el índice aumentó 15 puntos y rondó el 45% actual. El valor más alto había sido en los últimos días de agosto, cuando el 52% de los diagnósticos fueron positivos.

Sin embargo, hay 5 provincias que superan la positividad bonaerense. En Santiago del Estero 7 de cada 10 test resultan positivos, según los valores de la última semana. Hace 15 días, solo 1 de cada cuatro personas testeadas confirmaban su contagio. Eso quiere decir que, en esa quincena, la positividad estuvo cerca de triplicarse en esa provincia.

San Juan registró un valor similar al de Santiago del Estero, con un 68% de los test positivos. Sin embargo, es válido aclarar que en esa provincia una gran parte de los casos de la última semana se informaron como sospechosos en la base de datos, por lo que no se puede saber con seguridad si realmente fueron positivos o negativos y fueron excluidos del cálculo de positividad.

La carga y la corrección de estos casos una vez que se conoce el resultado del test depende de las provincias, según informó el Ministerio de Salud en octubre de 2020. En aquel momento, la positividad registrada en esta provincia rondó un 90%.

Misiones, cuya frontera con Brasil y Paraguay fue foco permanente de preocupaciones sobre el ingreso de nuevas cepas, registró un 54% de positividad en la última semana. Le siguieron Santa Fe y Entre Ríos, con 50% cada uno.

En la Ciudad de Buenos Aires, una de cada 4 personas testeadas dieron positivo en la última semana, por lo que la positividad de la última semana fue del 26%. El índice aumentó 8 puntos en la última quincena y se quintuplicó respecto del valor registrado a mediados de febrero, cuando había alcanzado el valor más bajo, de 5%. Sin embargo, la positividad comenzó su aumento más marcado el 20 de marzo. En diez días, se duplicó al pasar de 10% a 20%. El valor máximo de la positividad en la Ciudad se registró en julio de 2020, cuando alcanzó un 45%.

Córdoba (22%), San Luis (21%), Corrientes (16%) y Formosa (13%) son las que registraron menor positividad en la última semana y las únicas que se acercan a los valores que recomienda la OMS.

Fuente: A24.

Te puede interesar

TapaTrabajoSocial

La asistencia social en tiempos de pandemia

Argentina

Para el Trabajo Social, repensar la asistencia como derecho y recuperación de lo perdido o de lo que nunca se tuvo conduce a un cauce fructífero de potenciación de las distintas dimensiones de la profesión. Lo asistencial, lo educativo, lo promocional, lo organizacional deben fundirse en una práctica totalizante al servicio de los sectores populares.

Lo más visto

Boletín de noticias