Covid-19: advierten que pese a la vacuna los adultos mayores deberán seguir con los cuidados al menos un año más

Expertos consultados dijeron que ya no será necesario que sostengan un aislamiento total en sus casas. Pero que deberán sostener los cuidados. Cómo los afecta desde lo emocional.

edad-coronavirusjpg

Esta semana comenzó la 2° etapa del Plan de Vacunación contra el Covid-19 en la Ciudad de Buenos Aires destinada a los adultos mayores de 80 años y a quienes viven en geriátricos. Pero “debemos mantener los cuidados ya que el hecho de que el virus deje de circular totalmente es difícil porque se contagia mucho y las vacunas no son 100% eficaces”, sostiene Viviana Rodríguez, infectóloga del Hospital Alemán. 

“Es difícil saberlo pero se estima que entre agosto y septiembre tengamos a toda la población de riesgo y más, vacunados. Las vacunas nos ayudan a tener más control de la enfermedad. Pero los cuidados básicos -uso de barbijos, higiene de manos y distanciamiento social- son los que van a mantener los niveles de contagio bajos, con o sin vacuna. No significa encierro, sino un año y un poco más de cuidado”, sostiene la médica.

“En las curvas epidemiológicas, los mayores de 60 años -tanto en la primera ola como en el rebrote- han sido más bajas la cantidad de personas que tienen la enfermedad que los que están en edad activa (por debajo de los 60). E incluso en el rebrote, la mediana edad ha sido más baja que en la primera ola. La tasa de letalidad no cambió durante la primera ola y el rebrote”, explica Viviana. Y agrega: “Parece ser que los adultos mayores tienen conductas más cuidadas y en proporción a la población más productiva, parecen contagiarse menos”.

Pero “en esa mayor conciencia de la importancia de cuidarse, muchos se quedaron sin hablar. La palabra pronunciada en voz alta es aquella que nos organiza, que proyecta nuestros pensamientos y emociones, y la que ordena lo cotidiano”, sostiene la gerontóloga y comunicadora social Sol Rodríguez.

Cuando se empezó a hablar de personas mayores en el contexto de la pandemia, florecieron los prejuicios sobre la vejez como creer que de pronto se debía tutelar a los padres, vecinos y abuelos para protegerlos del virus. Pero “las personas mayores son muy conscientes del cuidado y de la magnitud de la pandemia, a la vez que son autónomas con poder de decisión sobre su vida”, dice la gerontóloga.

De modo que muchos para no perder el contacto con sus seres queridos aprendieron a usar WhatsApp o Zoom. Pero fueron también quienes “nos demostraron que la tecnología puede ser una aliada cuando existe un porqué y que podemos limitar su uso y salir al encuentro de la palabra sin mediaciones”, detalla la comunicadora social.

Es verdad que al inicio según Ana María (85), “las restricciones de estar encerrada, no solo modificaron mi cotidiano, sino que deterioraron mi salud física y mental, sin ganas de salir o hacer cosas.” O incluso teniendo a su familia cerca, “se me hacía muy largo el día y me preocupaba por mis amigas que estaban solas”, como sostiene Soon-ho (86).

Pero transcurrido el tiempo, los adultos mayores demostraron un mayor control psicológico frente a la pandemia. Según la Convención Interamericana sobre la protección de los derechos humanos de las Personas Mayores, adultos mayores comprende a aquellos con más de 60 años. Es una población amplia pero “heterogénea en su interior ya que abarca a la generación de los 60, 70, 80, 90 y 100”, aclara Sol.

Hecha esta salvedad, como ha demostrado un estudio realizado por la Facultad de Psicología de la UBA, cuando se les preguntó a los adultos mayores por el miedo, las respuestas de “nada” (38,5%) y “poco” (51,2%) aumentaron notoriamente. A esto se suma que tuvieron el aprendizaje de un desarrollo emocional asociado con la paciencia, la tolerancia y el altruismo. “Todo esto muestra que, más allá de tener más pérdidas biológicas, psicológicas y sociales, el nivel de bienestar suele ser alto”, concluye el estudio.

No es menor que "la notable falta de vacunas es una preocupación de toda la sociedad, no solo de los mayores de 70. Porque cuando llegue el otoño, si llegan y se propagan las cepas más virulentas, puede que recrudezca la situación sanitaria. Y me molesta de sobremanera que ciertos políticos se aprovechen para vacunarse salteando las prioridades”, sostiene Julio Carlos (72).

Pero mientras tanto, la gerontóloga y comunicadora social recomienda que “hay que seguir cuidándonos pero no por eso perder los espacios de autonomía ganadas como salir a caminar, con barbijo y distanciamiento, encontrarse con amigos y rearmar una nueva rutina, en un año igual de impredecible que 2020 pero ya con más entrenamiento”.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

COVID-19: ¿Se puede optar por una vacuna específica?

En Europa, los trabajadores de la salud de Francia y profesores italianos exigen las vacunas Pfizer o Moderna, mientras que en Alemania no se presentan a las citas de la vacuna inglesa. La pelea por aprovisionarse de una vacuna es una disputa mundial, con sesgos geopolíticos más que sanitarios.

image1170x530cropped

El bolsillo y la actividad física: comenzar a entrenar en 2021 cuesta hasta 60% más que el año anterior

La irrupción de la pandemia de covid-19 a fines de diciembre de 2019 y el consecuente aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) que rigió por más de 200 días en el país, desde el 20 de marzo último, hicieron que muchos postergaran actividades deportivas que usualmente son necesarias para contrarrestar el estrés que generan las crisis económicas y situaciones extremas como la que atraviesa el mundo en la actualidad.

UDSYBJ6CTFDJZJG7OYX7DB7EJY

El FMI considera posible un acuerdo con Argentina

El FMI volvió a referirse a un acuerdo de financiamiento con la Argentina para antes de mayo, tal como planteó el ministro de Economía, Martín Guzmán. “Es importante tener un programa amplio que busque el balance entre el restablecimiento fiscal y financiero, por un lado, y por el otro lado seguir sosteniendo el comienzo de la recuperación de la economía después del impacto devastador de la pandemia. Es ambicioso pero es posible”, indicó

fmi