Salta vivió uno de los Milagros más tristes de su historia

Salta 15 de septiembre de 2020 Por Valeria Soria
Sin procesión, lamentando las víctimas del Covid19 y con la ausencia de las grandes manifestaciones de fe y devoción de miles de peregrinos que llegaban desde diferentes puntos de la provincia, Salta celebró el Pacto de Fidelidad a los Santos Patronos en medio de una pandemia. El mensaje del Arzobispo y el repique incesante del campanario de la Catedral Basílica.
milagro salteño 4 de septiembre

Milagro. Al referirse a este tiempo de Milagro, el Arzobispo de Salta expresó con lágrimas que "en este 15 de setiembre, estamos frágiles y desorientados, llamados a rezar juntos, experimentamos la violencia de la pandemia, una enfermedad que se expande, un sistema de salud que amenaza colapsar, nuestros trabajadores de la salud y de la seguridad están desbordados y agotados".

"La experiencia de la fragilidad física, espiritual y social es de todos",expresó el Arzobispo de Salta, Monseñor Antonio Cargnello durante la ceremonia de Renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro.

Expresó que "la experiencia de los límites humanos están a la vista, los recursos humanos son muy buenos pero insuficientes, sólo son humanos, la ciencia no es omnipotente, la tecnología también tiene límites, las organizaciones son limitadas", dijo el Arzobispo.

"Somos hombres y mujeres, varones y mujeres, ricos y pobres, profesionales y trabajadores, jóvenes y ancianos, habitantes de la ciudad y del campo. Desde tu corazón, queremos enfrentar nuestras vulnerabilidades, que atraviesan familias y sociedades, nos invitan a repensar a cada uno, nuestro lugar en el mundo", manifestó.

"Debemos enfrentar la vulnerabilidad física y social, la salud es un bien para cuidar, cuidar a niños y a jóvenes, cuidar la calidad de vida y el medio ambiente, cuidar al hermano, no excluir a nadie", dijo Cargnello.

Recordó las palabras del Papa Francisco: "que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida, por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad, por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida".

Expresó además que "el Covid19 ha superado los proyectos partidarios e ideológicos", ha puesto en evidencia sus límites y la mezquindad de segundas intenciones.

Manifestó que la enfermedad desnuda al ser humano. En su mayor pobreza, el hombre emerge grande.

"El amor fraterno sólo puede ser gratuito, nunca puede ser un pago por lo que otro realice ni un anticipo por lo que esperamos que haga", dijo Monseñor

Expresó además "hace falta volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo, y que vale la pena ser buenos y honestos".

El Arzobispo de Salta Antonio Cargnello manifestó que "el amor social es la clave de un auténtico desarrollo".

119115432_2791735600927181_3243801795334536014_o
Sobre la realidad económica, expresó que "las economías están sufriendo un deterioro muy grande y nos estamos empobreciendo, son muchas las familias que ven disminuir su calidad de vida, sus ahorros, sus posibilidades frente al futuro, son demasiados los hogares que no tienen para comer ".

"Muchos hombres y mujeres que enfrentan la posibilidad de perder su trabajo, sufren la angustia de un futuro incierto. Se impone la necesidad de una solidaridad real, sostenida, transparente y de una conducción honesta, austera, paciente. Es duro ver a los que lucran con la enfermedad, con la necesidad del otro, con el dolor ajeno", dijo el Arzobispo.

"Tu llamado nos exigen compartir para salvar vidas. Estamos pobres y necesitados. Nuestras familias, comunidades, nuestras instituciones, tus devotos y peregrinos, cuyos corazones tendidos desde diferentes lugares del mundo te dicen: somos tuyos", expresó el Arzobispo.

"El camino es difícil, pero sabemos que podés dignificarnos y darnos un horizonte. Un mundo más justo, más fraterno y más humano", dijo en la ceremonia.

Reconoció la tarea de los servidores de la salud, a las fuerzas de seguridad y a los trabajadores de los servicios esenciales.

"Buscamos ingresar en tu corazón para celebrar el pacto contigo, abrázanos, te necesitamos", dijo el Arzobispo al pedir perdón a los Santos Patronos por no sacar las imágenes en procesión como cada año.

Fuente: www.desafionoticias.com.ar

Valeria Soria

Lic. en Comunicaciones Sociales
Periodista y Locutora Nacional

Te puede interesar