Donación de plasma: cómo es el procedimiento que se realiza en Salta

Hasta este martes en la provincia se registraron 305 personas recuperadas de coronavirus. Por cada paciente que recibió el alta se pueden extraer dos o tres unidades de plasma. El tratamiento tarda una hora y los donantes pueden llamar al 4215020.

Tendencias 12 de agosto de 2020
_104386057_0c56f2bf-57b8-4467-b0de-209767351da9

Donar plasma en estos tiempos es vital, es muy importante. El coronavirus sigue golpeando a la población en general y Salta, especialmente en los departamentos de Orán y San Martín, no escapa de esta complicada realidad. 

En una recorrida en el Centro Regional de Hemoterapia, su directora Betina Saracino, explica el procedimiento para la donación de plasma de pacientes recuperados de COVID-19. 

“El plasma se extrae primero en una sistema de bolsas y se le devuelve el resto a su sangre y el tratamiento tarda una hora”, dijo la profesional.

La máquina automatizada que extrae la sangre de los pacientes recuperados permite separar las células. 

El plasma se recolecta en una bolsa estéril y el resto de los componentes sanguíneos se reponen al organismo. Ese procedimiento es conocido como aféresis.

Los recuperados de coronavirus pueden llamar al 4215020, donde el personal del centro les toma los datos.

Después, un profesional se contacta para realizarle un cuestionario y se los cita. Si está todo bien se coordina la extracción. De cada donante, se extraen dos o tres unidades de plasma. 

En Salta, ya hay 305 personas que superaron la COVID -19 y las autoridades sanitarias piden que constantemente que se acerquen al Centro Regional de Hemoterapia para saber si pueden ser donantes. 

“Es necesario crear conciencia sobre la importancia de la donación voluntaria de los recuperados. Tenemos un promedio de cuatro donantes semanales y eso es muy poco”, dijo Betina Saracino.

El caso de la persona que donó dos veces
La satisfacción por el hecho de donar sangre y plasma es un fenómeno inexplicable de acuerdo al testimonio de Daniel Ruiz días pasados en El Tribuno. 

Daniel es un comerciante de Cerrillos que volvió a su tierra desde España con el virus encima. Eso fue el 18 de marzo del presente tormentoso año. Muy responsable, se encerró en un departamento solo y permaneció así por 26 días. Muchos días tuvo febrícula. Además, perdió el olfato, el gusto y padeció un orzuelo. 

Finalmente, salió de su cuarentena, se hizo revisar por su médico y se realizó los estudios. Esos análisis le demostraron que sí había tenido el coronavirus y que tenía los anticuerpos. 

El encierro, la incertidumbre, la pandemia en las calles, el miedo y la muerte que acechaba se convirtieron para él en compañeros de todos los días. “Yo me soñé en una bolsa negra”, dijo Ruiz para resumir.

“Fui a Hemoterapia y me atendieron de maravillas, de un millón de 10. Me hicieron el estudio en un ratito para saber si aún tenía el anticuerpo y al otro día me hicieron ir para sacarme la sangre”, contó a El Tribuno. Eso sucedió el 27 de julio. 

A los 10 días le volvieron a hacer el estudio y le volvieron a sacar sangre. Dos veces donó y está dispuesto a una tercera para fin de mes, quizás para cuando cumpla 62 años, el 30 de agosto.

Fuente: El Tribuno.

Te puede interesar

Coronavirus: las características de CoronaVac

Hasta el momento, los voluntarios no presentaron efectos adversos considerables y la empresa estaría en condiciones de producir 300 millones de dosis al año. La perspectiva de Mario Lozano y Juan Carballeda, virólogos del Conicet.

coronavac

PayaVirtual: payamédicos durante la pandemia del Covid-19

Los payamédicos de todo el país suelen recorrer los hospitales, llevando un poco de alegría a los pacientes y hacen más ameno el paso por el lugar, pero esta vez, la pandemia por el coronavirus los obligó a buscar alternativas desde las redes sociales.

unnamed