"Descubrir nuestras potencialidades es todo un desafío", Lic. Valeria Soria

Emprender 21 de julio de 2020
"Los seres humanos tenemos fortalezas, que nos permiten desarrollar nuestras potencialidades, lo que somos capaces de hacer o conocer, pero es necesario definir también nuestras creencias limitantes", explicó Valeria Soria, periodista que desarrolla entrevistas de indagación en procesos de mentoreo.
FB_IMG_1595382943313

Mentoring. El concepto de Potencial Humano es importantísimo porque es bueno ser conscientes de que todos tenemos un gran potencial humano y podemos utilizarlo para mejorar nuestra vida y el mundo. De hecho desarrollar nuestro potencial implica mejorar nuestro entorno porque una transformación personal impacta directamente en nuestro entorno social.

A través de herramientas de Programación Neurolinguística, Técnicas de Respiración y Meditación, diálogos en profundidad y diseño de proyectos sustentables, la Lic. Valeria Soria ha logrado conjungar su experiencia como profesional de la comunicación, en el diseño de programas de entrenamiento personalizados para niños, adolescentes y adultos.

Las limitaciones están muy relacionadas con el sistema de creencias que cada quién tiene inculcado desde la  infancia y durante las diferentes etapas de la vida. Influyen de forma positiva o negativa en nuestras aptitudes personales haciéndonos creer con frecuencia  y de forma errónea, que no podremos alcanzar ciertos objetivos y diseñar la vida que queremos disfrutar.

"En tiempos de pandemia, es necesario educar estimulando las potencialidades de niños y adolescentes, y deberían ser premisas fundamentales también en las políticas socioeducativas, para lograr mejores resultados a corto y largo plazo", explica Valeria Soria al referirse a las oportunidades laborales y de cambios individuales en un mercado cada vez más exigente y en proceso de transformación por la situación sanitaria. Consideró que esta transición es ideal para crear y reinventarnos. El mundo nos obliga a volver hacia adentro, a profundizar en nosotros mismos.

"Una potencialidad se define como la capacidad para hacer algo o producir algo, que tiene posibilidad de ser o de existir en el futuro. Es la fuerza o poder que se dispone para lograr un fin. A veces la fuente de información está disponible en cada persona, pero es necesario ingresar en ella para extraer todas las cartas que se pueden jugar en este desafío", detalla la Comunicadora Social.

Las potencialidades se refieren a las capacidades que una persona puede desarrollar. Abarca incluso aquellas capacidades que no existen de manera natural en cada uno de nosotros pero que se pueden desarrollar a partir del interés que nos producen y de una práctica y disciplina adecuada.

El potencial humano es lo que somos capaces de hacer o conocer, el potencial que tiene una persona en su interior y obviamente dicho potencial se puede entrenar.

"Nos cuesta muchas veces saber cuáles son nuestros verdaderos propósitos en la vida, cuál es el camino adecuado y cómo generar los cambios que buscamos", explica Valeria Soria, ya que muchas veces los procesos se concretan en absoluta soledad. Por ello, propone un proceso de mentoreo, que conjuga el acompañamiento y el estímulo que la persona requiere.

Procesos de Transformación

La fase de diagnóstico inicial arrojará un listado pormenorizado de necesidades, fortalezas y debilidades de la persona. Se conocerán las necesidades a partir del cuales se establecerán las líneas de acción o proyecto, para la transformación de la realidad existente. De lo intangible a la idea concreta, con los recursos disponibles.

Al evaluar surgen interrogantes y se plantean un proceso de comunicación e intercambio:

¿Cuáles son las necesidades, fortalezas y debilidades de la persona?

¿Cuál es el problema que más nos afecta y cuáles son las causas que lo originan?

¿Qué medios pueden usarse para su resolución? 

¿Existen posibilidades reales para solucionarlos?

¿Qué recursos necesito?

Para conocer cuáles son las aptitudes o capacidades, qué nos interesan o gustan y qué podemos desarrollar, es necesario que analicemos y consideremos en el diagnóstico uno a uno los diferentes elementos de la personalidad. Resultarían de gran importancia considerar las habilidades sociales, el lenguaje, las destrezas artísticas y sensoriales, entre otros rasgos de la persona.

Finalmente,  se debe tener claro que las capacidades básicas que debemos tomar en cuenta para la elección de nuestro futuro se refieren a las habilidades con que contamos de manera natural y que nos han caracterizado a lo largo de nuestra vida.

Desde allí, se brindarán los nuevos conocimientos, para trabajar y pulir esas habilidades innatas o aprendidas en el contexto, para que sean útiles y provechosas para el desarrollo personal y social.

Fuente: Desafío Noticias.

Te puede interesar