La crisis del coronavirus impulsa decisivamente el teletrabajo

Tendencias 16 de julio de 2020
Aunque el cómputo global de la pandemia ha sido -y será- devastador en términos humanos y económicos, ha obligado a avanzar en ciertos aspectos positivos que serán difícilmente reversibles, como por ejemplo en el teletrabajo o la formación online a distancia.
teletrabajo-seguridad

¿Qué aspectos positivos nos ha dejado el teletrabajo? 

Hay multitud de trabajos que hace años, y gracias a los medios telemáticos, podían haberse llevado a cabo desde el domicilio sin mayores dificultades, pero que por una u otra razón no terminaban de decantarse por el teletrabajo. Han sido las restricciones propias de una pandemia las que finalmente han obligado a las empresas a adoptar esta nueva modalidad.

Ciertos profesionales autónomos como los dedicados al diseño gráfico, la informática, la escritura e incluso profesionales del mundo de las finanzas, como los -escasos- traders exitosos de etfs, Forex o acciones, o pequeños gestores de fondos de inversión ya venían desarrollando sus tareas profesionales desde casa, con su pros -ahorro de tiempo en desplazamientos, terminas de trabajar y ya estás en casa etc.- y sus contras -el autónomo corre con sus gastos de luz, internet e insumos informáticos- y de ellos hemos podido aprender muchos profesionales que nos hemos visto obligados a teletrabajar estas últimas semanas.

El hecho de trabajar desde casa nos puede facilitar la conciliación familiar, mejora la disposición del empleado con respecto a su empresa -el entorno laboral puede ser muy estresante y en su casa el empleado está menos expuesto a él-, facilita la incorporación de talento independientemente de la lejanía geográfica, elimina de la circulación muchos autos de nuestras ciudades y abarata el coste en infraestructura para las empresas, lo cual podría hacerlas más sostenibles en el tiempo e incluso ayudar a mejorar las condiciones económicas de los propios trabajadores.

Pero no solo en el ámbito laboral y durante la pandemia los medios informáticos han roto las cadenas de tener que acudir a un sitio físico, ya que desde hace tiempo en la educación las clases online o incluso el autoaprendizaje mediante videos en streaming y la asistencia a webinarios han abierto la puerta de sectores antes vedados al gran público, y pocas veces es más evidente este hecho que en el mundo de las finanzas, la inversión o incluso el trading online, a los cuales todo internauta puede acceder teniendo siempre presentes los riesgos inherentes que toda inversión implica.

Aprendiendo a operar en el trading online

Si queremos formarnos en el trading online lo primero que debemos tener en cuenta es que muy pocos traders llegarán a tener éxito, la mayoría perderán el dinero del depósito o más –se incurriría en deudas cuando las pérdidas han superado el depósito del trader y la firma del bróker no aplica por defecto una política de protección frente a balances negativos en las cuentas de sus clientes- ya que el apalancamiento utilizado en el trading online, un mecanismo financiero que utiliza la deuda, o crédito que ofrece el bróker en forma de nivel de apalancamiento para financiar grandes posiciones y así ganar mayor exposición al mercado, desembolsando el trader solo una pequeña parte del total de la operación, tiende a devorar con rapidez el depósito del trader cuando las operaciones son fallidas, y lo segundo es leer entre las distintas reviews de brókeres, ya que gracias a ellas podremos obtener información como; nivel de apalancamiento que permiten, donde está radicada su sede, el depósito mínimo o los métodos de pago que podremos utilizar, y, no menos importante, las experiencias de los usuarios; tanto buenas como malas y regulares, ya que con ellas podremos hacernos una idea general.

Para obtener recursos formativos extra también es buena idea seguir a nuestro bróker en sus redes sociales; Facebook, Twitter y YouTube nos ayudarán a mantenernos al día en todo aquello que pueda interesarnos con respecto al trading online, y también podremos leer los hilos de conversaciones que se creen, de los cuales podremos obtener interesante información u opiniones de otros traders como nosotros.

También podemos acudir a la plataforma de nuestro bróker online para estudiar con sus recursos educativos e ir complementando con material de calidad que podemos encontrar en websites especializadas en internet, para ir aprendiendo cada uno a nuestro ritmo, aunque teniendo siempre presente que a la hora de pasar del papel al trading real los mercados son muy volátiles e incluso en las ocasiones en las que hayamos leído bien el mercado un movimiento brusco y grande en nuestra contra -a veces grandes actores financieros alteran el mercado vendiendo o comprando grandes cantidades del activo que forme el mercado en cuestión- puede sacarnos rápidamente del mercado con pérdidas... o beneficiarnos si tenemos la suerte de que los movimientos van a nuestro favor.

Fuente: Informate Salta.

Te puede interesar