Aprobaron una Ordenanza que prevé el trato digno para adultos mayores en entidades bancarias y afines

Política 04 de junio de 2020
El escrito está destinado a garantizar el trato digno para adultos mayores en entidades bancarias ubicadas en el ejido capital, que prestan servicio de pago de haberes a jubilados y pensionados, quedando comprendidas las sucursales de Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y del Programa de Atención Medica Integral (PAMI).
maxresdefault (4)

En su articulado se fijan las pautas que se tendrán que contemplar: tiempo de espera; cartelería informativa; personal auxiliar capacitado; libros de quejas; entre otras. Se prevén las sanciones ante el incumplimiento de lo establecido como así también la creación de una mesa de trabajo.

Su autora consideró que la iniciativa “busca alternativas válidas para mejorar la atención que reciben los adultos mayores cuando van a cobrar sus haberes, ya que muchas veces que tienen que esperar varias horas”. Además, resaltó que en el marco de la situación epidemiológica vinculada al COVID-19 “hay que extremar las medidas de seguridad y salubridad”.

En el articulado de la iniciativa se establece las pautas que deberán respetar las mencionadas entidades de manera exhaustiva. En relación al tiempo de espera se consigna que en caso de que los usuarios deban permanecer de pie realizando una fila para ser atendidos, el tiempo no podrá ser mayor a cuarenta y cinco (45) minutos. Indicando además que en aquellas entidades que provean asientos suficientes y el orden de atención sea según talón numerado, el tiempo de espera no podrá superar los sesenta (60) minutos. También se fija que deberán exhibir un cartel informativo con las pautas de atención a adultos mayores.

Otros de los aspectos que se abordan es que, en el supuesto de que los usuarios deban realizar trámites online o por cajero automático las entidades deberán contar con personal capacitado en el buen trato para adultos mayores, destinado a brindar información acerca del modo en que debe realizarse el trámite o asistir al jubilado o pensionado en el caso que lo requiera.  En el caso de que los particulares manifestaren su limitación para realizar trámites de este modo, las entidades deberán habilitar la opción de hacerlo en forma presencial. Además, se establece que las instituciones aludidas deberán contar con un libro de quejas o reclamos, que tendrá que estar foliado y sellado por la autoridad de aplicación que designe la reglamentación.

También se señala que los usuarios podrán dejar un reclamo o queja por escrito, fuera del formato oficial y los sujetos alcanzados por esta norma se encuentran obligados a recibirlos debiendo expedirles una copia sellada por un responsable o autoridad jerárquica. Dicha constancia resultará suficiente a los efectos de que el consumidor denuncie ante la autoridad competente la negativa o la carencia del Libro de Quejas.

El texto también prevé que, en caso de incumplimiento de cualquiera de las previsiones establecidas, serán sancionadas con una multa equivalente a cinco mil Unidades Tributarias (5.000 UT). Fijando que se elevará al doble en una primera reincidencia y se triplicará ante la tercera, siendo la recaudación destinada a la programación y protección de los derechos de adultos mayores, sus necesidades y a hogares sin fines de lucro.

Finalmente, el texto aprobado por el cuerpo de concejales crea una mesa de trabajo integrada por un representante del área de Adultos Mayores de la Municipalidad, uno de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Salta y uno del Concejo Deliberante, pudiendo invitar a formar parte de la misma al sindicato de empleados bancarios y a organizaciones no gubernamentales. Dicha mesa tendrá por objetivo la implementación, el monitoreo y la elaboración de datos y estadísticas con el objetivo de dar cumplimiento a la presente Ordenanza, los que serán publicados en la página web del Concejo Deliberante.



Fuente: Concejo Deliberante.

Te puede interesar