La flexibilización en el aislamiento social implica mayor precaución

Salta 21 de abril de 2020
En la Provincia sólo hubo tres pacientes con COVID-19 que evolucionaron favorablemente y ya fueron dados de alta. Se espera que no haya gran incremento de casos, pero se recomienda extremar las medidas de precaución.
NGR_1468_copy_1000x667

Desde hace 20 días, no varía la situación de la Provincia con respecto a la pandemia de COVID-19, habiéndose registrado sólo tres casos positivos que evolucionaron favorablemente y ya fueron dados de alta. Así lo confirmó el jefe del programa Sala de Situación del Ministerio de Salud Pública, Miguel Astudillo.

El funcionario informó que hasta el momento se activó el protocolo en 128 oportunidades por casos sospechosos de infección por coronavirus, habiendo sido la última en la jornada de ayer.

Las pruebas de laboratorio dieron 117 resultados negativos y cinco casos fueron descartados por no coincidir su descripción epidemiológica con los síntomas que los hagan sospechosos de COVID-19.

En estudio de laboratorio en el hospital Señor del Milagro se encuentran 3 muestras, cuyo resultado podría conocerse en la presente jornada.

Con respecto a la curva epidemiológica, Astudillo dijo que “a nivel país se encuentra en un estado de meseta, ha dejado de tener el crecimiento del principio y eso está directamente relacionado con las medidas de aislamiento”.

Sobre la situación de la provincia, reiteró que hace 20 días que no hay casos positivos, aunque diariamente van ingresando a estudio pacientes con sospecha por los síntomas que presentan. Por ello, y ante la paulatina liberación de actividades, destacó la necesidad de que la población sea muy cauta y mantenga las medidas de prevención.

“Esperamos que en mayo no haya un gran cambio en la casuística que tenemos hasta ahora”, dijo el funcionario y aclaró que las personas que están regresando a la provincia desde otros lugares son personas sanas, y ante la mínima sospecha de síntomas se aplica el protocolo de estudio y aislamiento.

Además, explicó que estas personas están obligadas a observar un aislamiento estricto durante 14 días, mantienen permanente contacto con personal de salud, están registradas y denuncian su domicilio.

Ante la flexibilización paulatina de las medidas de aislamiento social, Astudillo dijo que “debemos tener mucho más cuidado y extremar las medidas de precaución, tanto de higiene como de distanciamiento social y uso de barbijo o cubre boca en la vía pública”.

Con relación a la provisión de elementos de protección personal por parte del Ministerio de Salud Pública a los trabajadores de la salud de los distintos servicios, afirmó que todos, tanto barbijos como camisolines, cofias y guantes cuentan con aprobación de ANMAT.

“No se distribuye nada, ningún material que no reúna las condiciones de seguridad”, dijo Astudillo, y agregó que el Ministerio de Salud Pública adquirió una cantidad suficiente de estos elementos, que se distribuyen a medida que los proveedores van cumpliendo con las entregas.

Fuente: Gobierno de Salta.

Te puede interesar