Científicos del Malbrán descifraron el genoma del Covid-19 local, clave para el desarrollo de una vacuna

Argentina 21 de abril de 2020
Lo hicieron a partir de las muestras que recibieron para analizar. Es importante para conocer la cepa que circula en el país. Y también para el desarrollo de reactivos.
1585181119306

Científicos y técnicos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) "Doctor Carlos G. Malbrán" lograron secuenciar de forma exitosa el genoma completo SARS COV-2 de muestras obtenidas localmente, lo que será útil para asegurar la calidad del diagnóstico, complementar la vigilancia epidemiológica y contribuir al desarrollo de una vacuna representativa para combatir el coronavirus.

Los expertos del Instituto Malbrán, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, realizaron el estudio de tres muestras de pacientes que dieron positivo al test de coronavirus en Argentina. El objetivo es conocer la dinámica y diversidad de la población viral de SARS-CoV-2 y las rutas de transmisión en el país. Según explicó a Clarín Claudia Perandones, directora científico-técnica de ANLIS-Malbrán, la meta es estudiar el genoma completo de las muestras de todos los pacientes que resulten positivos en el país para ajustar de la manera más detallada posible las características locales de la pandemia.

La información obtenida a partir de la Secuenciación Genómica completa de pacientes argentinos con COVID-19, realizada por el Servicio de Virosis Respiratorias y la Plataforma de Genómica y Bioinformática de INEI-ANLIS, será útil para asegurar la calidad del diagnóstico, complementar la vigilancia epidemiológica y contribuir al desarrollo de una fórmula vacunal representativa de las cepas circulantes en nuestro país y la región.

El resultado fue enviado al Global Initiative on Sharing All Influenza Data, GISAID, entidad que aprobó el estudio de forma inmediata. "GISAID es una plataforma global que almacena la información genética de distintos virus en cada lugar del mundo. Obtener la aprobación es saber que las muestras del Malbrán cuentan con la calidad suficiente como para estar ahí y eso permite avanzar en las conclusiones. La plataforma se creó para estudiar cepas de influenza y ahora mismo está abocada al coronavirus", describió Perandones.

"Para definir si hay mutaciones locales del virus respecto de otros países tenemos que tener mayor cantidad de muestras. Lo que se podrá examinar es si el virus que circula en Argentina tienen mutaciones que impliquen cambios en lo clínico: si es más o menos virulento, si se transmite más o menos rápido. Con esa información, se puede afinar el criterio con el que se fabrican localmente los kits de detección, porque se sabe con más precisión qué se busca", explicó Perandones.

La misma precisión que podría afinar la creación de kits de detección también puede contribuir al desarrollo local de una vacuna, ya que se tiene mayor información sobre el virus que se quiere neutralizar. "Para todo eso hace falta tener muchas más muestras que permitan conocer incluso las variaciones internas que puede haber en la cepa: por zona del país o por grupos de edad, por ejemplo. Tener toda esa información puede ayudar mucho a buscar una fórmula vacunal", concluyó Perandones.

GISAID es una iniciativa público privada, con sede en Alemania, que promueve el intercambio internacional de datos clínicos y epidemiológicos relacionados con virus humanos. Con información geográfica y específica busca ayudar a los investigadores a comprender cómo evolucionan y se propagan los virus.

Fuente: Clarín.

Te puede interesar