Dos alternativas sencillas para potenciar el aguinaldo

El cobro del aguinaldo, es una oportunidad para encontrar esos instrumentos en el Mercado de Capitales con el fin de hacer rendir esos pesos extras.

Tendencias
IUEPDIPJ5VF35EOZYONUYS4WSI

Llegamos a mitad de año, y es interesante detenernos para ver cómo ha transcurrido. En lo que va de 2023 y de acuerdo al INDEC, la inflación interanual -hasta mayo de 2023-, es de 114.2%, lo que nos lleva a revisar cuáles son las herramientas a disposición para combatirla o al menos, obtener una cobertura. El cobro del aguinaldo, es una oportunidad para encontrar esos instrumentos en el Mercado de Capitales con el fin de hacer rendir esos pesos extras.egamos a mitad de año, y es interesante detenernos para ver cómo ha transcurrido. En lo que va de 2023 y de acuerdo al INDEC, la inflación interanual -hasta mayo de 2023-, es de 114.2%, lo que nos lleva a revisar cuáles son las herramientas a disposición para combatirla o al menos, obtener una cobertura. El cobro del aguinaldo, es una oportunidad para encontrar esos instrumentos en el Mercado de Capitales con el fin de hacer rendir esos pesos extras.

Haciendo una comparativa entre la inflación y el S&P Merval, en los últimos 12 meses, este anotó un incremento del 405.88%, reflejando la performance de las acciones argentinas.

Recordemos, el S& PMerval es el índice que mide la evolución de las acciones de empresas de mayor tamaño y liquidez en el mercado local, por lo cual es una buena referencia para quienes buscan comenzar a invertir en el mediano y largo plazo. Siempre teniendo en cuenta que las acciones son instrumentos de renta variable, es decir, que desconocemos su rentabilidad futura.

Para quienes estén interesados en invertir a largo plazo en diferentes sectores, diversificar riesgos y piensan en empresas de renombre que no cotizan en la bolsa argentina, existe la posibilidad de hacerlo mediante los Certificados de Depósitos Argentinos (CEDEARs).

Los CEDEARs son títulos que representan acciones de empresas cotizantes en los mercados internacionales y que pueden ser negociados en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Se trata de una buena herramienta para poder adquirir participaciones en compañías a un muy bajo costo, ya que uno de estos títulos puede representar una fracción de una acción, dado que existe un factor de conversión.

Así, un CEDEAR puede equivaler a una décima parte de una acción, y por ende, costar menos que toda la acción, además de que es una forma implícita de cubrirse contra las variaciones del tipo de cambio, ya que estos instrumentos cotizan tanto en pesos como en dólares.

En la práctica, es muy similar a comprar una acción, ya que también es un instrumento de renta variable. Esto quiere decir que su cotización en el mercado secundario varía constantemente por diversos factores y no hay forma de conocer la rentabilidad futura de la inversión.

El procedimiento es sencillo. Para entender mejor, imaginemos que una institución compra una acción de una empresa en el exterior, entonces emite un certificado que cotiza públicamente en la Bolsa argentina y replica la evolución de esta acción adquirida en primer lugar en su mercado de origen. Otro dato a tener en cuenta: actualmente, la mayoría de los CEDEARs que cotizan en el mercado local son emitidos por Banco Comafi o Caja de Valores.

En tanto, para quienes necesiten esos pesos extra del aguinaldo, ya sea para pagar deudas, adelantar compras, etc., también existen alternativas de inversión que les permitirán obtener, aunque sea, un pequeño rendimiento seguro en el corto plazo, de modo que pueden generar un beneficio con esos pesos, e igualmente usarlos como tenían pensado en un primer momento.

Para esos casos, existe un instrumento llamado Caución bursátil, conocido también como “el plazo fijo bursátil”, un apodo que sirve perfectamente para explicar cómo funciona, ya que se trata de un préstamo de corto plazo garantizado por el mercado. Aquí, los fondos quedan inmovilizados durante un plazo de tiempo, que puede ser de 1 día a 120 días seguidos máximo.

El hecho de que sea garantizado significa que la persona que coloca la caución tiene la certeza de que va a cobrar lo que colocó, más los intereses en el tiempo pactado. Por ejemplo, puede ser el caso de alguien que piensa usar el aguinaldo para pagar una deuda que vence 10 días después de cobrarlo. Podría colocar una caución durante esos días hasta el vencimiento para así generar un interés sobre el monto inicial, y esa plata extra, utilizarla para cualquier otra compra.

Estas alternativas pueden formar parte de la caja de herramientas de quienes deseen ahorrar e invertir, de modo que puedan generar beneficios sobre la plata que necesitan usar en el corto plazo, como además armar una cartera de inversión para el mediano y largo plazo, con el fin de alcanzar sus objetivos.

Fuente: Ámbito.

Te puede interesar
Lo más visto