¿Cómo cuidar nuestros ahorros ante la alta inflación?

Como punto inicial resulta fundamental el orden financiero, separar lo disponible de lo comprometido. Pero para afrontar gastos generales, se puede utilizar dos estrategias de optimización.

Tendencias
HyZk99pnQx_1256x620

Una inflación del 7,7% para el mes de marzo. Con un 9,4% para prendas y calzados, y 9,3% para alimentos. Esto nos indica que los pesos se queman mes a mes perdiendo poder de compra a pasos agigantados.

Ante esta situación se genera una incógnita en todo el público inversor: ¿cómo cuido los ahorros que tanto me costaron reunir?

Para responder esta pregunta hay que recurrir a diferentes métodos que nos permitan optimizar la inmovilización de la liquidez que tengamos (pesos disponibles) y hacer una correcta gestión de nuestros gastos.

Como punto inicial resulta fundamental el orden financiero, separar lo disponible de lo comprometido.

Cuando hablamos de lo comprometido hacemos referencia al porcentaje de dinero que debemos destinar al pago de obligaciones contraídas, como puede ser: el gimnasio, colegio, cursos o cuotas restantes en la tarjeta. Para esto, se recomienda llevar un excel, tabla o cualquier aplicación que nos permita detallar cada uno de estos gastos y su fecha de vencimiento de pago. Establecido dicho esquema, sabemos qué porcentaje no va a poder ser usado para expandir el consumo, caso contrario, romperemos nuestra recta presupuestaria.

Otro concepto que recomiendo tener siempre en cuenta es que nuestros gastos nunca deben sobrepasar el total de nuestros ingresos. Para esto podemos utilizar un esquema de flujos, que no es nada más ni nada menos que una proyección de cuánto efectivo nos va a ingresar en los próximos meses. Con esto logramos tener una idea real de los ingresos disponibles.

Con nuestras dos tablas (de gastos e ingresos) ya creadas podemos saber de forma certera cuánto ingreso disponible nos queda para gastar en nuestro día a día y para ahorrar.

Ahora viene el momento de planificar. Se recomienda que de nuestro dinero restante, luego de haber pagado nuestras deudas, separemos el 50% para gastos generales, 20% educación (cursos, materiales, etc), 20% para ahorro/inversión y, por último, un 10% en concepto de contingencias.

Para afrontar gastos generales, se puede utilizar dos estrategias de optimización. La primera opción es tener la plata en plataformas de pago que generen intereses diarios, como es el caso de muchas billeteras virtuales. La segunda opción es hacer frente a los gastos diarios con el uso de tarjetas de crédito, las cuales nos permiten pagar estos gastos en el vencimiento de las mismas. ¡Alerta! Esto sólo es aconsejable para personas muy organizadas ya que previamente se tiene que fijar que el monto a consumir con la tarjeta de crédito no debe exceder el 50% proyectado para gastos personales. A la vez, este porcentaje debe ser invertido en algún activo que genere un interés o rendimiento y permita exprimir el potencial del dinero.

Entonces, llegado a esta instancia nos queda por analizar las posibilidades para invertir estos saldos disponibles que surgen de las estrategias de distribución de gasto-ahorro.

Para esto es fundamental entender el tiempo en el cual vamos invertir nuestro dinero. Hoy en día las alternativas más atractivas para invertir nuestro dinero en diferentes plazos son los fondos comunes de inversión, ya que podemos elegir cuál de ellos se adapta 100% a nosotros, según el tiempo que estemos dispuestos a invertir, nuestros objetivos y el rendimiento.

Para el caso de los saldos pendientes de pago de las tarjetas de crédito se aconseja generar posiciones en fondos de bajo riesgo, que en lo posible den rendimientos constantes y posean volatilidades bajas. Estas características las pueden encontrar en nuestros fondos T+1 Adcap Wise Capital Saving y T+2 Adcap Wise Capital Growth, que surgen como alternativas de inversión muy interesantes para posicionar saldos transitorios que ya están comprometidos.

Por otro lado, si nos enfocamos en lo que respecta al porcentaje correspondiente al ahorro, hay que buscar fondos que optimicen la rentabilidad ya que bajo ninguna circunstancia haremos uso de estos, si no que se enfocarán en el largo plazo y utilizaremos el interés compuesto a nuestro favor a la vez que iremos incrementando mes a mes en un 20% el total de los mismos. Para estos casos el Fondo Adcap Wise Multistrategy es un fondo muy interesante ya que invierte en renta variable de alto valor que va a tender a revalorizarse en el futuro aumentando el rendimiento.

Por último nos queda determinar en qué vamos a posicionar nuestro 10% restante destinado a contingencias. Este excedente se recomienda tenerlo en fondos T+0 o cualquier billetera virtual que no nos restrinja el acceso al mismo, ya que las contingencias o emergencias no son controlables y siempre es aconsejable tenerlo disponible a mano.

Fuente: Ámbito.

Te puede interesar
WhatsApp Image 2024-02-06 at 18.01.26

Facilitación del cambio organizacional

Valeria Soria
Tendencias

En la Universidad de Belgrano, el Lic. Jorge Fernández Belda brindará un programa a través del cual docentes y directivos analizarán estrategias para promover la transformación organizacional.

Lo más visto