Plazo fijo y dólar: qué hará el Banco Central con las tasas según el mercado

Los economistas esperan lo que hará el Banco Central con la tasa de interés luego de 5 meses sin cambios, en medio de una inflación que parece estar lejos de las expectivas del Ministerio de Economía y los dólares paralelos saliendo lentamente del letargo.

Argentina
6184645bbf607__940x620

Esta semana, el INDEC dará a conocer la inflación de febrero que, según los analistas, rondará el 6%. En este contexto, el mercado observa lo que hará el Banco Central con la tasa de interés luego de 5 meses sin cambios, en medio de una inflación que parece estar lejos de las expectivas del Ministerio de Economía y los dólares financieros saliendo lentamente del letargo. Así se plantea la siguiente pregunta: ¿qué margen tiene el Banco Central para no reacomodar las tasas?.

Hagamos un pequeño racconto. El Directorio aumentó la tasa durante el año pasado desde el 38% de enero hasta que detuvo el ajuste monetario en octubre, cuando dejó la referencia sin cambios con la esperanza de que la inflación del 100%, se enfriara. Desde entonces se mantiene en 75% TNA y 6,3% TEM.
En cuanto al rendimiento, durante fines del 2022 las tasas quedaron positivas. Este año esa tendencia se mantiene y probablemente febrero podría quedar empatado o volver a ser positivo. En este sentido, algunos factores que hay que seguir de cerca son: 1) La dinámica de los dólares paralelos. 2) si el contexto macroeconómico genera cambios de expectativa 3) el ritmo del crawling peg 4) las elevadas tasas que está convalidando el Banco Central en las licitaciones para obtener financiamiento.
En el mientras tanto, una señal a seguir de cerca es el movimiento de los inversores en relación a los plazos fijos. Según la consultora LCG, el 88,4% del total de los plazos fue confeccionado por un período de tiempo menor a los 60 días. Actualmente, el plazo promedio de las colocaciones a plazo se encuentra en los 53,4 días. Este dato que no es menor, refleja cómo se modifican las expectativas de los ahorristas que varía mes a mes.

La opinión del mercado sobre las tasas

Andrés Reschini, Magister en Finanzas de la Universidad Austral dijo en diálogo con Ámbito que si el dato de IPC de febrero arroja una variación de aprox 6% MoM "el BCRA no va a mover las tasas de PM".

"La tasa de Leliq a 28 días está en 107.3% TEA y para empatar necesitamos una infla del 6.26% mensual. Si bien no estaría lejos, el balance de BCRA no tiene demasiado margen para pagar mucha más tasa, para ello debería acelerar más el ritmo de devaluación, algo a lo que se resisten y más bien lo atrasan para utilizarlo como “ancla”; y/o conseguir más reservas, cosa que se viene complicando y más aún con la sequía. De modo que mientras la inflación siga en este nivel (que no es bajo ni bueno) y no veamos una escalada de magnitud en los TC alternativos, pienso que no vamos a ver suba de tasa de PM".

Por su parte, Alfredo Romano, Presidente de Romano Group sumó su aporte a la discusión: "el BCRA viene convalidando tasas más altas. Las Lecer a Abril rinden aproximado 132.7% En las últimas rondas esa suba ha sido más pronunciada ya que veníamos con Lecer rindiendo 119.7%, hace unas semanas atrás con la última licitación. El dato de inflación va a rondar el 6% que va en línea con lo que el mercado espera. Nosotros no vemos más suba de tasas porque no hay espacio en el corto plazo".

"Una nueva suba de tasas generaría un mayor enfriamiento de la economía, siendo que estamos enfrentando una de las mayores sequías de la historia de nuestro país. La sequía a hoy va a generar una contracción económica del orden del 3% del producto y ademas un ajuste fiscal adicional de 1% del PBI", aseguró en relación a las consecuencias.

En cuanto al dólar, Romano aportó: "los dólares financieros estén estables. Las últimas rondas empezamos a ver un re acomodamiento de los financieros llevando el CCL a niveles de 385. Esta suba si no se asentua representa únicamente el carry del mes. Sin embargo, si los financieros siguen corriendo habrá presión alcista a controlarlos vía una nueva suba de tasa de política monetaria. El mayor riesgo que se enfrenta subiendo nuevamente la tasa es una contracción económica aún más pronunciada y un mayor temor por parte del mercado de la sostenibilidad de la deuda del tesoro ya que se están convalidando tasas positivas con una Economia que le van a ingresar 20 mil millones menos por comercio exterior".

Qué se ve hacia adelante

De acuerdo a un último informe de Ecolatina, "el BCRA cuenta (por ahora) con cierto margen para mantener la tasa en los niveles actuales sin resignar un rendimiento real positivo. Sin embargo, la historia podría cambiar al conocerse los datos de febrero y marzo". Hacia adelante, la consultora prevé que la inflación difícilmente perfore el 4% y el Banco Central tomará la decisión de llevar una política de "administración" del crawling peg más cercano a la inflación, y mantener la TEM en el 6,3%.

"Estimamos que la intención del Gobierno será contener la inflación mensual en abril para luego reducir paulatinamente la nominalidad de la economía en los meses más próximos a las elecciones".

"Salvo que se produzca un sorpresivo dato negativo de inflación, el BCRA aún contaría con argumentos para sostener el actual nivel de tasa, señalando que la aceleración inflacionaria reciente se explicaría por motivos estacionales o puntuales (como el caso de la carne y las tarifas). De hecho, dar un paso en falso y convalidar una suba temprana en la tasa de interés podría ser interpretada por el mercado como una mayor expectativa de inflación oficial para lo que resta del año, al mismo tiempo que le quitaría a la autoridad monetaria un “as bajo la manga” (una sobrerreacción de la tasa) de cara a los meses subsiguientes", agregaron.

En conclusión, para Ecolatina la dinámica de los precios del segundo trimestre será una bisagra para lo que reste del año: si la inflación persiste en niveles por encima del 6% mensual presionará al BCRA a realizar los siguientres movimientos: acelerar el crawling peg para evitar una mayor apreciación cambiaria, o convalidar un nuevo incremento en la tasa para volver a mostrar rendimientos reales positivos y evitar la fuga de pesos hacia los dólares alternativos.

Fuente: Ámbito.

Te puede interesar
Lo más visto