El Arzobispado de Salta pidió perdón a las víctimas y entregará información a la justicia

Género 04 de julio de 2019
La Iglesia salteña reiteró que la justicia canónica debe ajustarse a la civil. Anunció la decisión de entregar información surgida de las investigaciones internas. También volvió a difundir un protocolo para actuar en casos de abuso
multimedia.normal.8ad520fd6153cfa7.4d6172696f20436172676e656c6c6f5f6e6f726d616c2e6a7067

El Arzobispado de Salta difundió hoy un protocolo de actuación ante denuncias de abuso sexual por parte de sacerdotes, en el que además pide perdón a las víctimas, reitera que la justicia canónica debe ajustarse a la civil y anuncia la decisión de entregar información surgida de las investigaciones internas de la Iglesia, indicó El Tribuno.

"Los clérigos de la Iglesia Católica son también ciudadanos de este país y por lo tanto han de cumplir la ley como cualquier otro. No debe haber para ellos excepciones pues no están por encima de nadie", dice el texto titulado "Las víctimas son los primero" y que lleva la firma del arzobispo Mario Antonio Cargnello.

El protocolo comienza con un pedido de perdón a las víctimas: "Si en el pasado no hemos sabido transmitir a la sociedad en su conjunto y al entero Pueblo de Dios nuestra voluntad de acompañar a las víctimas de abusos sexuales perpetrados por ministros de la Iglesia y de cooperar con la Justicia Penal, queremos seguir dando pasos en el compromiso irrestricto de atención a las víctimas (los primeros damnificados por los hechos aberrantes que han sufrido) y de mayor transparencia en nuestra colaboración con la mencionada Justicia. Por esas negligencias pedimos perdón".

Salta es una de las provincias con más casos de religiosos denunciados, entre ellos, el ex obispo de Orán, Gustavo Zanchetta, quien por orden del papa Francisco fue trasladado al Vaticano.

Además de Zanchetta, están siendo investigados José Carlos Aguilera, Emilio Lamas, Agustín Rosa, Nicolás Parma, Néstor Aramayo y Abel Balbi. En rigor, este protocolo no avanza más de las normas que el papa Francisco fijó en febrero pasado luego de una cumbre de obispos para tratar las denuncias de abuso dentro de la Iglesia.

Desde el Arzobispado dijeron a Télam que este nuevo protocolo -tal como ya había hecho el de Paraná- busca dar una respuesta frente a esas denuncias y aunque no lo especifica, la intención del arzobispado es motorizar de oficio las presentaciones judiciales cuando se trate de menores.

El protocolo establece la obligación del Arzobispado de informar a las víctimas sobre el estado de la investigación de las denuncias y de acompañarlas a realizar la denuncia. Además, fija que "cuando la Justicia Penal Provincial o Federal solicitara algún tipo de colaboración, realizaremos institucionalmente tal pedido ante las autoridades eclesiásticas pertinentes".

A mediados de abril, el Arzobispado había lanzado un manual de "buenas prácticas"para los sacerdotes en el que estableció la exigencia de exámenes psicológicos y antecedentes para quienes trabajen con menores.

En este nuevo protocolo, el Arzobispado de Salta hizo un llamado para que las víctimas se acerquen a denunciar: "Nos animamos a pedir con total responsabilidad que quien haya sufrido cualquier tipo de abuso sexual por parte de ministros de la Iglesia se anime a denunciarlo".

Y en otro tramo señala que "no son culpables tampoco los medios que hacen públicos estos hechos".

Fuente: Informate Salta.

Boletín de noticias